Leonardo Gauna y sus dibujos inmersivos


Leo Gauna durante la entrevista. Foto: Hijas del Arte

Leo Gauna, se define como ilustrador aunque en este momento trabaja la línea en el espacio virtual. Egresado de la Facultad de Bellas Artes de La Plata, la carrera le llevó más tiempo de lo pensado porque en el medio decidió formarse en lo laboral realizando ilustraciones para gráfica como la revista Caras y Caretas, interiores de libros o encargos particulares para diseñadores gráficos.


Si bien la facultad le brindó las herramientas expresivas y los vínculos con artistas locales, los viajes –dice–, son una parte muy importante de su formación: la mejor inversión. A partir de una beca de intercambio académico produjo obra en la Universidad Federal de Minas Giraes y museos de Brasil. Luego, por su cuenta recorrió Tokio, Nueva York y Toronto dejando a su paso huellas artísticas en las vidrieras de grandes librerías, realizando murales o workshops y, sobretodo, aprendiendo al máximo sobre el mundo creativo en cada lugar que visitaba. Son proyectos que le llevan varios meses programarlos.



Se define como un “curioso insoportable” que cuando se propone una meta insiste, insiste hasta conseguirla. Así se presenta a cuanta convocatoria existe y, de ese modo, ha podido concretar alguno de sus sueños. A veces, las embajadas le ofrecen algún traductor/ra como en Japón, pero en general se sustenta más a partir del apoyo que recibe de amigos y vínculos que fue generando con otros artistas a través de las redes sociales o talleres que ha realizado en viajes anteriores.



Entiende que el dibujo puede exceder las dos dimensiones tradicionales invadiendo el espacio real o virtual. En una primera etapa propuso esa relación con ilustraciones realizadas sobre grandes paños de vidrio donde el espacio exterior participaba de la obra. Más tarde, como artista le interesó investigar la relación del público con sus obras, que fue el tema de su Tesis. Desde ese lugar, se acercó a la tecnología y los software de ilustración 3D que le permiten “dibujar en el espacio” y poder invitar al espectador para que viva una experiencia inmersiva de su obra. (Muy bueno!)


A partir de su experiencia como docente piensa que actualmente la tarea del ilustrador tiene más de diseño que de dibujo tradicional. Siempre incursiona en las nuevas tecnologías y en este momento también dibuja en la tablet. Sin embargo, no abandona lo gestual porque –dice, citando a Benjamin–, no quiere perder “el aura” que se percibe en los originales realizados sobre papel.


Desde hace pocos días Leo Gauna se encuentra promocionando el libro que acaba de editar a través de Ideame con una retrospectiva de sus trabajos. Imperdible!

>>Podés seguirlo en @leonardogauna