Cadáver Exquisito De Lo Cotidiano

VICKY PUJOL FERRARI | CADÁVER EXQUISITO DE LO COTIDIANO


Victoria Pujol Ferrari es una artista argentina la cual sus obras son producto, registro y relato de su contexto. Su corpus es diverso ya que domina y transita diferentes lenguajes, el hecho de producir obra en clínicas con artistas le dio la posibilidad de explorar continuamente nuevos soportes, materialidades y acciones. En un principio se relaciona con la escultura, trabaja en volumen, con materiales industriales como resina y vidrio. Posteriormente en una de las clínicas que realiza con el artista Sergio Bazán descubre su interés por la pintura.






Una pintura donde el gesto prevalece y denota la acción. Sus producciones son síntesis figurativas donde nos hace testigos de la cotidianeidad de la vida íntima. Contexto que a su vez nos interpela, porque esos relatos también suelen formar parte de nuestra vida. Pone como eje principal el cuerpo erotizado y lo vincula con el contacto tanto físico como virtual. La verticalidad de sus pinturas así como la verticalidad de la pantalla, es uno múltiples guiños que hacen referencia a la contemporaneidad en la que vivimos.


La palabra, es otro de sus ejes fundamentales ya que la incluye tanto en pinturas, como en pasacalles y copas, porque no solo produce en el plano bidimensional sino que también se apodera del espacio público e interviene objetos.


”Con la palabra tengo una relación estrecha, utilizo frases que resultan principalmente de conversaciones, son textos relacionados al amor, la intimidad, busco que sean compasivas con el lector.

Me interesa cuando el arte se hace público y sale a la calle, es por eso que también realicé intervenciones en fuentes de aguas y colgué pasacalles con textos en lugares específicos de la ciudad, tenía la necesidad de volver a encontrarme con el espacio público. En cambio en la serie Invisibles, la intervención es sobre objetos de uso común y la palabra cumple un rol fundamental, ya que inmortalizo frases en copas antiguas. “


Las frases que utiliza son propias, de conversaciones que lee o escucha, son un cadáver exquisito de lo cotidiano. Tienen gesto de oralidad, ya que usa un léxico poético, coloquial y contemporáneo. En la serie Invisibles, incluye la palabra en copas o vasos, un elemento contenedor ya sea de bebidas, momentos, conversaciones, es algo que se sostiene y del cual se consume, un soporte común para todxs pero intervenido de una manera particular.



Vicky Pujol Ferrari nos invita a conectarnos con lo íntimo y lo cotidiano, el cuerpo, el sexo, el hogar, la calle y la palabra. Desde una obra autorreferencial logra inquietarnos a todxs usando el arte como lenguaje honesto para la libertad.


Por Viti Acosta


Victoria Pujol Ferrari nació en Buenos Aires en 1981. Estudió en los talleres de Sergio Bazán, Enio Iommi, Emiliano Miliyo, Lilí Essés y Omar Sagardia. Realizó clínica y proceso de obra Bazán, Roux, Barreda, Baggio e Ixchel Ledesma. Estudió la carrera de Diseño Industrial en la ORT, historia del arte en el Museo Bellas Arte Argentina, historia de arte moderno y contemporáneo en el Centro Pompidou, breve Historia del arte en el Centro Pompidou. Actualmente asiste al taller de Sergio Bazan. Ha participado en numerosas muestras colectivas e individuales dentro de espacios del arte como Centro Cultural Recoleta, Espacio Giesso, Art BAsel Cities, Casa de cultura Tigre, Fundación Pasaje 865, Panal 361, Bienal de San Nicolás, y muchos más, contando con curadurías de Sonia Becce y Sergio Bazan entre otros.


@vickypujolferrari https://vickypujolferrari.wixsite.com/artwork/home